182. Los huesos no son el sujeto.

El sujeto para el psicoanálisis es el sujeto del lenguaje, es decir, el lenguaje es el que determina la posibilidad de existencia del sujeto. Los huesos, la carne, el organismo, no son el sujeto; hay que distinguir entre el conjunto de los huesos de una tumba y el conjunto de lo simbólico (el lenguaje). Esto quiere decir que el lenguaje es algo que antecede al organismo, y que además es lo que le da existencia como cuerpo; por eso se necesita que el organismo sea recibido en el Otro (con mayúscula) es decir, lo simbólico, ese Otro que antecede a la existencia del sujeto.

Hay una anterioridad lógica del Otro sobre el organismo, por esta razón es por la que un sujeto puede existir antes de nacer en el discurso de los padres, y puede seguir en la memoria de los hombres después de su muerte. Álvaro Mutis lo explica claramente cuando habla de las dos muertes del sujeto: la primera se produce cuando muere el organismo, y la segunda cuando muere la última persona que pensaba en ese sujeto.

Así pues, organismo y lenguaje no son la misma cosa. Más allá de la anterioridad lógica del Otro, ¿qué podemos encontrar sino un organismo que podemos definir como un saco de carnes y huesos? Esto nos conduce a preguntarnos sobre cuál puede ser el límite de lo humano, ¿cómo podemos definir dicho límite? Se puede decir que los límites de lo humano son: la prohibición del incesto, la prohibición del parricidio (no matar), y la prohibición del canibalismo. Estas prohibiciones, las cuales fundan la cultura en toda sociedad organizada, son leyes simbólicas, lo que significa que sin el lenguaje no sería posible establecerlas y transmitirlas. Toda ley es, por tanto, simbólica.

De la intersección que se produce entre el organismo -ese saco de carne y huesos- y el Otro de lo simbólico -la palabra, el lenguaje- resultan tres consecuencias sobre el organismo. Primera: Lo simbólico no conoce el organismo; el organismo queda por fuera del lenguaje y el sujeto no sabe nada de él. El sujeto está radicalmente separado de su organismo, de tal manera que la anatomía no responde al significante, a lo simbólico.

Segundo: se introduce en el sujeto una falta de ser. El sujeto al nacer separado del organismo se podrá encontrar en el Otro pero como falta en ser; el sujeto se ve enfrentado a hacer una elección entre su ser y el Otro simbólico, que es el que le dará una representación como sujeto. La introducción del Otro en el sujeto produce entonces una pérdida de ser que se observa en la búsqueda del sujeto, durante toda su vida, de llegar a ser alguien en la vida; esta es la razón por la que estudia o se hace profesional: para llegar a ser. Si el sujeto no perdiera su ser, no se la pasaría tratando de llegar a ser "alguien" en la vida.

Y Tercero: El sujeto no aparecerá más que representado en el lugar del Otro, por esta razón el sujeto es lo que representa un significante para otro significante.

Comentarios

Juan Manuel Estrada Jiménez dijo…
Profe:
Muy bueno este articulo que nos presenta a sus lectores, me parece que las ideas en él contenidas están planteadas en forma pedagógicamente clara y literariamente bella. A lo largo del año y medio o dos años que llevo visitando su blog, no dejo de sorprenderme con su sobriedad al escribir y con la habilidad con la cual conduce a quienes somos testigos de su pensamiento hacia territorios cada vez más complejos y abstractos del saber, lo que ya indica que usted se sostiene en un proceso de autoformación que puede ser descrito como amor al arte.
De otro lado, y sin querer polemizar por parecerme innecesario, quiero simplemente manifestar que me desconcierta esa distinción tan radical que establece el psicoanálisis lakaniano entre sujeto y organismo. Para mí que soy descendiente de los indigenas que habitaron las tierras del tigre de Amalfi y de negros arrastrados desde Africa hasta estas montañas perfumadas por la libertad... para mi es muy dificil entender que la palabra, el cuerpo, el mundo y todo lo que integra el cosmos y el destino antropocósmico del universo pueda ser dividido en terminos tan contundentes. Creo que el hombre genera palabras con la misma naturalidad con que un guayacán genera flores, una abeja genera miel o un tigre genera estrategias de acecho para atrapar a su presa, pero esa creencia mía deber ser el fruto de mi ignorancia. De todas maneras yo prefiero decir como dijera Oscar Wilde que "aquellos que creen que cuerpo y alma son dos cosas distintas es porque no tienen ni una ni otra cosa".
En Abierta Comunicación:
Juanma
chaveztoro77 dijo…
hola, me ha gustado mucho su blog, ojalá me permitiera ponerlo en mis blogs recomendados.
Hola Juan Manuel , cómo estás?
Quizá te aclare lo siguiente : En este momento yo estoy escribiendo con mis manos , que tienen huesos, músculos, venas etc. o sea que es parte de un organismo que a su vez se entrelaza con otras partes del mismo para que motrizmente yo pueda escribir(cerebro , neuronas neurotransmisores etc.)
Pero la diferencia radica , en que un robot diseñado para esta función también podría hacerlo , pero : necesita de un amo , un creador que lo maneje y lo controle , le de órdenes.
Cuando el recién nacido , salvando las distancias , necesita para ser constituido como ser humano por su precariedad, de un gran "Otro" , su madre o sustituto, para ser alojado de a poco en lo que lo constituye como humano : el "lenguaje" , entendido éste, como la entrada a la cultura , a la civilización, la cual posee normas para que funcione.
Aquí es fundamental que intervenga una función de ordenamiento , de normatización ,que sería lo optimo que la cumpla el padre de ese niño , sino puede ejercerla otra persona , la madre misma que tenga internalizada esa función o sin ser una persona , puede ser lograda, la misma, a través de situaciones o cosas de la vida , como por ejemplo : el trabajo de la madre que muestra al niño la descompletud con ella , pudiendo en esa ausencia comenzar a simbolizar lo que con el tiempo y viento a favor lo introducirá en el lenguaje.
Un ejemplo de no cumplirse esto , sería un niño autista donde la palabra y luego el lenguaje no ha entrado en él , es un organismo pero no ha podido a través de ese "Otro"construir un cuerpo , no ha podido ser libidinizado , amado . No es sencillo todo el proceso , por esto vemos actuar en lugar de decir , el bebe primero se mueve ( actúa)después habla.
Por la misma razón vemos las matanzas , las guerras, crueldades sangrientas ( organismos que actúan peor que los animales) "FALTA DE AMOR "Y DE LO PRODUCE EL MISMO, EN UN ORGANISMO PARA CONSTRUIR UN HUMANO "LA ARTESANÍA MÁS HERMOSA"


Entradas populares