202. La bancarrota del humanismo.

Hoy en día el Otro -escrito con mayúscula y que en el psicoanálisis representa lo que vale para todos: la cultura, la ley, lo simbólico, el lenguaje, las instituciones, etc.- se nos revela en su ruina (Miller, 1997). La Idea mayúscula, la tradición y hasta el sentido común han dejado de brindarle seguridad al sujeto. El Otro ha dejado de existir, abriendo la época donde lo que hay es un profundo escepticismo sobre lo real. ¿Qué es lo real?, ¿qué es eso que nos puede dar una garantía sobre lo que somos?, ¿en qué debemos creer?, ¿qué nos da una certeza sobre nuestra existencia? El Otro, al parecer, es sólo un semblante, una apariencia. Estamos en la época en donde hay un movimiento acelerado de desmaterialización vertiginosa, que hace de la pregunta por lo real una pregunta angustiosa. Es la época donde la pregunta por el ser de las cosas ya no tiene una respuesta segura, presentándose una crisis de interpretación del mensaje divino, una crisis de saber generalizado. Si hoy hay crisis, es precisamente la crisis de lo real (Miller).

Esto es lo que hace que el sujeto contemporáneo se sumerja en todo tipo de semblantes, de apariencias; esto hace para todos del real, una pregunta, una pregunta que se dibuja sobre un fondo de angustia. Es lo que se llama desde los años ´30, con Freud, el «malestar en la civilización». La civilización anuncia para este siglo, una historia hecha del impacto, de la rivalidad, de guerra entre civilizaciones, lo cual es un efecto de la llamada globalización, que arrastra, atraviesa, fisura y hasta fusiona a las civilizaciones, y en la que está en juego esa hegemonía científica y capitalista, de la cual la empresa totalitaria -las grandes multinacionales- es hoy vuelta patente, con su imperativo de rentabilidad: hoy nada se hace que no deje ganancias. Los ideales universales establecidos sobre certidumbres identificatorias milenarias -libertad, igualdad, fraternidad- son entonces desmentidas por la actual globalización.

La subjetividad contemporánea es por tanto arrasada, cautivada, engañada, en un movimiento al que no se puede resistir -dice Miller (1997)-, que la sumerge en semblantes que se producen industrialmente, por montones, movimiento en el cual la producción siempre acelerada constituye actualmente un mundo que sólo deja a la idea de la naturaleza una función de nostalgia, un avenir de conservación, de especies protegidas, de zoológicos y museos. Se trata decididamente de la bancarrota del humanismo, la cual se traduce desde hace ya rato así: Hoy el sujeto vale más por lo que tiene y aparenta, que por lo que es.

Comentarios

Juan Manuel Estrada Jiménez dijo…
“¿Qué son las cosas?” Preguntaba Tales de Mileto, y con su pregunta daba inicio a la filosofía como una tradición de pensamiento en la cual el hombre ya no pregunta a Dios, sino a sí mismo, por la naturaleza del mundo que le rodea. Según María Zambrano, con Tales aparece una nueva dimensión de la otredad, en la medida en que las palabras para definir el mundo no surgirían ya de la Otredad Absoluta, Originaria y Creadora, no ya del delirio religioso, sino del pensamiento humano, en el cual la idea es el punto en el cual la realidad es originada. Un mundo sin ideas y sin dioses es un mundo angustiante ciertamente, pero ¿Cuál es la propuesta del psicoanálisis frente a esta situación? ¿Su respuesta se limita a una actitud crítica en la que sólo se ven los despojos del mundo que dejaron las ideologías? ¿Hay alguna propuesta constructiva que debamos conocer en el contexto de este discurso?
Hernando Bernal dijo…
La respuesta nos la da Eric Laurent, presidente de la AMP en una entrevista concedida al News Week el 22-05-08: "En una época de morales victorianas y prohibiciones, Freud dijo: "Todos estos ideales son mentiras". Esta es una época de productividad generalizada, en la que sos empresario de vos mismo y tenés que maximizar todo. Esto puede llevar a la adicción general de este mundo, ya sea el trabajo, el deporte o las sustancias. El psicoanálisis dice que eso es tan mentiroso como lo de antes. Tenés que saber construirte una solución para vos mismo y no conformarte con el modelo que te proponen."

Entradas populares